sábado, 28 de noviembre de 2015

OUTRUN 2


POR: METALMAN

Outrun es una leyenda atemporal, además de un juego cuyo disfrute y jugabilidad siguen vigentes hoy en día, casi 30 años después de su lanzamiento. ¿Está Outrun 2 a la altura del original?

Tras el ya lejano lanzamiento del Outrun original, en el año 1986, y con bastantes versiones de por medio, (Turbo Outrun, Outrun Europa, Outrunners, etc…) Sega decidió lanzar una secuela oficial en el 2003, utilizando para ello la potentísima placa recreativa “Chihiro”, cuyo hardware se basaba en la arquitectura de Xbox.

Al ser un arcade basado en el mismo diseño y componentes que los integrados en la consola de Microsoft, este Outrun 2 luce en Xbox el mismo aspecto gráfico que en su versión recreativaEs decir: Apabullante.

Sumo Digital (antiguos Gremlin y creadores de los míticos Lotus Turbo Sprit, Super Cars y Fatal racing, entre muchos otros) fue la encargada de realizar la conversión del original (programado por AM2), consiguiendo un port prácticamente 1:1.



Habrá quien piense que compartiendo hardware casi al 100% se trataba de un trabajo sencillo...pero hay que contar con un par de factores importantes: La placa arcade contaba con 512 megas de ram, mientras que Xbox solo poseía 64, además de que los ingenieros de Sega, acostumbrados a programar sobre Unix, no depuraron correctamente el código original, al desconocer por completo la arquitectura y el Kernel de Xbox.

Así pues, y aun contando con estos pesados problemas, la única diferencia real, entre ambas versiones, es la utilización de algunas texturas en menor resolución para Xbox...a cambio de correr a la misma tasa de fps (60), con posibilidad de ser visualizada en formato Widescreen y en alta resolución (480p) para las versiones NTSC.

Es decir: la versión para videoconsola luce mejor, aun contando con menor peso de texturas (compensado al doblar la resolución real). Sumo Digital hizo los deberes. (Recordemos que los muebles recreativos seguían incorporando pantallas de tubo, entrelazadas, por lo que en los arcades lucía con menor definición).

En esta ocasión, la secuela del título creado por el genio japonés Yu Suzuki (el más destacado programador de videojuegos junto a Miyamoto) está oficialmente licenciada por Ferrari, consecuencia por la cual el título incluye una basta colección de reproducciones de sus más famosos vehículos (12). Recordemos, también, que el Outrun original solo contaba con la aparición del Testarrosa, y de forma no oficial...



Outrun 2 mantiene el sistema de juego de su hermano mayor, invitándonos a conducir contra el cronómetro mientras atravesamos diferentes rutas hasta llegar a la meta. De la misma forma que en el original, al llegar al final de cada tramo elegiremos entre dos posibles rutas alternativas, en donde la bifurcación de la derecha siempre será más difícil que la de la izquierda. 

Esta continuación comparte una de las características más memorables del original, permitiéndonos elegir la melodía antes de ponernos en marcha, con la opción de acompañarnos mediante los temas originales (remezclados) y con los correspondientes a otras versiones. Se agradece la variedad de opciones en este sentido, ya que hasta es posible jugar con la melodía original de fondo.

Además del modo arcade con sus 15 fases, dispondremos de los modos desafío y ataque al corazón, que prolongarán de manera muy efectiva la duración del título. El modo desafío consta de “101” pruebas, en las que nuestra acompañante nos exigirá una serie de objetivos a cumplir, algunos relacionados con esquivar al tráfico y otros con alcanzar determinada velocidad o mantener el derrape.

El modo ataque al corazón funciona exactamente igual, pero consta de un número menor de fases, en las cuales tendremos que realizar una serie de hazañas que puntuarán en forma de corazones, y que dependiendo del número que consigamos nos otorgará una puntuación final, similar a un examen con nota. Gracias a estos modos y a las puntuaciones que en ellos consigamos, iremos desbloqueando todos los extras del juego. También existe un modo que nos permite recorrer las 15 fases arcade seguidas, como si fuesen un solo tramo.



Por si esto fuese poco, contamos con un modo de carrera a dobles (Link System) o contra la máquina, en el que recorreremos diferentes circuitos en pos de alzarnos con el primer puesto, llegando a la meta antes que nuestros contrincantes (mención especial para los circuitos desbloqueables de esta categoría, que son un tributo a Daytona y a Scud racer).

Cada vez que consigamos superar un desafío, el juego nos premiará con nuevas melodías, más vehículos, diferentes tonos de pintura para los mismos, cromos e incluso nuevos circuitos, con lo cual, cuanto más jugamos mayor recompensa...y como extra total podremos acceder a la versión completa del juego original.

Esta versión/port del Outrun original no cuenta con los 60 fps de la edición de Saturn, por lo que algunos la prefieren (los más puristas) y otros la consideran menor. En cualquier caso, funciona a la misma tasa que la auténtica (30 imágenes por segundo) y luce perfecta. Se dice que es port directo del integrado en Shenmue, aunque no puedo asegurarlo al 100%.

La jugabilidad de Outrun 2 es sencilla (pero muy precisa) y cualquiera puede disfrutar al máximo con este magnifico tributo al arcade, aunque no está de más mencionar que cuanta más pericia tengamos mejor puntuaremos, y en el fondo es de lo que se trata: de romper el Score. Esquivar los vehículos en pleno derrape y no chocar a toda velocidad tiene su aquel, así que tampoco es algo tan sencillo como pulsar un botón.



Outrun 2 cuenta con unos modelados compuestos por un alto polycount, además de con unas texturas bastante llamativas. La realización de los escenarios es simplemente maravillosa, contando con todo tipo de efectos de luz, de distorsión, niebla volumétrica (increíble este efecto en cierto tramo), y un ligero efecto de "glare" muy agradable.

Su uso del HDR, unido a los reflejos de las carrocerías y a unos sombreados bastante potentes para la época, lo terminan por convertir en uno de los juegos de velocidad más llamativos de su tiempo. Cabe mencionar que todo funciona a una velocidad de vértigo, casi comparable a la de F-Zero GX.

Como ya os comentaba al inicio, todo funciona a 60 imágenes por segundo constantes, mostrando en ocasiones unas amplias distancias de dibujo ante nuestros ojos. La calidad gráfica de Outrun 2 supera con creces a las versiones consoleras de Outrun Coast to Coast y SP, adaptaciones más modernas programadas directamente para PS2.

También contiene un sistema de control más exigente y divertido (sin restarle méritos a Coast to Coast). No puedo olvidarme de comentar que la versión para Xbox de este título, más moderno, es un port de la versión PS2 (inexplicable) y por lo tanto, algo menos agraciado en cuanto a su aspecto técnico (y aun con todo es el doble de fluido).



Maravilloso tributo al original y al propio Yu Suziki (para mi, el diseñador más grande de la historia del videojuego) con un título extenso en modos, con multijugador, con unos gráficos magníficos y un sonido genial, que además es un port casi 100% fiel a la recreativa (e inclusive superándola en ciertos aspectos),  lo que le da un valor añadido…En fin, una joya que no debe faltarle a nadie que posea una Xbox o que se considere un romántico de los arcades.



No hay comentarios:

Publicar un comentario